sábado, 21 de abril de 2018

Entreguen este sobre





Autor:
Guardián del Alma
© Derechos reservados


La verdad de un caballero







Autor:
Guardián del Alma
© Derechos reservados


El culto a la apariencia




El culto a la apariencia




Con su admirable fuente de placeres
y sus cientos de amores lujuriosos...
Luciendo esos ropajes bien hermosos
campean tantos hombres y mujeres...

Jamás lo creyeras si no lo vieres
cómo de efímeros y avariciosos
son por cien mil caprichos tendenciosos
por robar les da igual lo que dijeres...

Hable el alma y cállese ahora el hombre,
pues muchísimo queda aún por venir...
Aunque la falsedad no tiene nombre

nos quedan mil versos por escribir...
Declamando en alto, no nos asombre
lo que ya sin remedio, ha de ocurrir







Autor:
Guardián del Alma
© Derechos reservados






viernes, 20 de abril de 2018

Sin tiempo





Sin tiempo


Entre los designios de la mente
surge la idea de volver atrás...
Nunca volver es mejor, quizás,
quizás la sombra del ayer, envolvente,
viene a recordar una vez más
cómo uno debe seguir adelante...

Un nuevo sentir, inquietante,
luces de un momento vivido,
golpes al son que ha movido
ese rumor vacilante...

Ese rumor cual susurro aparece,
enloquece como un arrullo
que va suscitando al murmullo,
mientras lo real del ahora adolece...

El tiempo en mí se desvanece,
no hay lugar para el ayer
cuando nos queda ya por ver
aquello que bien acontece...

El sonido del alma que no perece,
es el latir de tu corazón,
surgiendo en ti la tensión
cuando tu alma entristece...

Frena el momento la melancolía,
se prolonga en un sueño despierto
la dimensión de lo cierto,
enseñando el nuevo día
aquel inmenso concierto
que escuchamos todavía...

Saber decir, no sabría...
No entendí esa viva ilusión
de un instante, una canción,
una herida dolía...

Comprender el tiempo, comprendería,
en qué lugar empezó nuestra vida,
si el alma nunca se olvida
de cuanto allí ocurriría...

Luna permanece mirando, callada,
estrella que palpita en un cielo iluminado,
milllones de años han pasado
hasta que su luz llegó a tu mirada...

No hay tiempo, no hay razón,
no hay mentira cierta en el ocaso...
Mientras la línea del tiempo traspaso
cuando llego a tu corazón.



Por:
D. R. Moran
© Derechos reservados






jueves, 19 de abril de 2018

Sueños de un ayer





Sueños de un ayer





Buenas noches, querida,
hoy quería escribirte...
tanto quiero decirte
que se me va la vida
en pretender pedirte
de ti sólo un momento...

Sentir esto que siento
es caer en locura,
triste pena perdura
aunque no me arrepiento
de tanto, tanto amarte,
hasta el cielo adorarte...

Suena cálido el viento
en la noche callada.
Luna está enamorada
tranquila bruma en vela
que volando consuela
el vivir en tu almohada...

Dulce noche soñada
en tu amor, vida mía,
caricias todavía
prendidas en la nada,
nada me queda, amada,
cuando el recuerdo hería...
Un beso prometía
tu mano tan soñada,
en tus brazos hallar
un manto de alborada.

Aliento que estremece
ese latir intenso,
y solamente pienso
en la pasión que crece.
Susurro que aparece
al decirte al oído:
"¿estará permitido
lo que tu luz merece?..."

El pensar que enloquece,
triste pena que llora...
Luna nueva en la aurora
canta en la cuna, mece
suave con fe y ternura,
con fina luz, dulzura
que hasta al Sol ensombrece.

Las estrellas que lloran
cuando tú aquí no estás,
ese Amor que tú das
cada día lo añoran
noticias que me traen
las nubes que te adoran...

Caen del cielo, caen,
mil aves que no vuelan
pues de noche ellas velan
porque quieren oír
la voz suave que eleva,
brisa fresca que lleva
la magia de abrazarte,
tenerte cerca, amarte...
Un imperio por darte,
entregar toda vida
cuando no siento herida
grave en ninguna parte
que me impida entregarte
la palabra sentida...

Esa verdad escrita,
los versos que no mienten,
voces que por ti sienten
al verte tan bonita.
Llora la rosa marchita,
los ángeles se divierten
y faltan a su cita,
amores que convierten
volando desde la ermita,
rezando solamente
por besarte en la frente,
ser el nuevo amanecer
que sueña loco por verte...

Tener la fe de quererte,
transformar el miedo en valor,
la razón de no perderte
llamémosla... Amor.
Cuarenta noches a solas
sin saber dónde ir,
sólo abrazado a ti
y el rumor de las olas
llamando ese mar a tu alma,
creyendo en un mañana mejor.

un instante de calor,
de eternos besos perdidos,
aliento cual murmullo
encoge los sentidos
como ángel en arrullo
roces permitidos.

Ver en un sueño tu nombre,
decir cuánto, cuánto te quiero
con el cariño sincero
y la voz que me sobre
poder gritar por entero,
con inmensa emoción
lo que siento, vida mía,
el latir del corazón,
luna nueva todavía,
pena viva que ansía
el volver a la pasión,
a cómo tú y yo nos quisimos.

Inconscientes nos volvimos
al apostar por lo vano,
al encontrar algo extraño
más serios nos hicimos.
Amarnos más... no pudimos,
volvamos al ayer,
volvamos...

Que nos queda por hacer
aquello que deseamos,
escucha mi linda amada,
que te envío esta llamada
para que tú y yo mnos veamos,
y en ese beso por siempre
por siempre hoy nos fundamos.

Ven, cariño, toma mi mano
y volemos a ese lugar,
allí donde acaba el mar,
allí donde encontremos
lo que tú y yo en verdad,
desde siempre queremos.





Autor:
D. R. Moran
© Derechos reservados










Entre el alma y la muerte






Guardián


Permitidme que os cuente,
permitidme la osadía,
no es algo que me invente
pues ocurrió un buen día
que el Alma habló a la Muerte...

La Muerte se divierte,
goza con ver el dolor,
no ve la luz ni el Amor
siendo su oscuridad tan fuerte
que quiso retar a Dios...

Dios lo tomó con calma,
y sin vacilaciones
envió a nuestro mundo un Alma
prescindiendo de oraciones,
y sin más dilaciones
ordenó a su fiel Guardián
aquella alma enviar...

Así, el Alma empezó a hablar:





Alma


Oh Muerte, fría Muerte...
Cruel y sangrienta es tu misión
nunca tuviste la suerte
de tener un corazón...


No sabes qué es la pasión,
ni cómo el Amor nos convierte
en mensajeros de Dios,
el Señor que nos da la vida
y tu amo nos la quita
sin más reparo ni pudor...






Muerte


¡Ah, que alma tan atormentada!
No sé qué balbuceas, no sé...

Lo que dices no es nada,

ese afán de querer...


Y ese Amor que me ladras

yo no lo
puedo creer...
Los cuerpos quieren volver

al inframundo eterno,

pues sólo allí en el Averno

volverán a su ser...


Mi bien amado Lucifer
a bien los acogerá,

luz eterna les dará

con su fuego y su poder...






Alma


Oh Muerte... ¡Que desconsuelo! ...
¿Sabes que el alma no muere
pues el dolor que nos hiere
nunca estará en el Cielo? ...

Quiero hacerte notar, quiero,
sueño que pueda iluminarte,
deja ya de disfrazarte
así vestida de negro...

Siente el cariño sincero
que nos empuja a amar la vida,
deja ya la sangre y olvida,
que entres en razón espero...




Muerte


¡Madre mía, que aburrimiento!
¡Que sermón me estás soltando!
La vida tú me estás quitando
con el burdo sentimiento...

De morir no me arrepiento,
al morir no hay sufrimiento
y por tanto me libero...

Quiero ser libre, quiero,
quiero tener el dinero,
que paguen por mí el entierro
esas almas que ansían,
que ansían como un vil perro
devorar lo que seguían...

Hambre de carne tenían
y su fe, como su Amor
sin más contemplación
al Diablo se lo vendían...

¿Quién puede creer en un Dios
que os deja a vuestro albedrío,
que al mundo regala frío
hablando en balde de Amor?






Guardián


Y así ocurrió... Creedme os digo,
apareció de la nada un estruendo,

la Muerte se vio cayendo

como si viera un castigo

por un poder tan tremendo

que les hizo enmudecer...






Dios


¿Así es que tú eres la Muerte...?
Oscura y vaga impresión...

Permíteme que me presente:
Yo soy a Quien llaman Dios
...

Oíros no pude evitar,

ya que el cielo son mis ojos

y el Universo es mi hogar...


Tus creencias son despojos,

creencias de sólo usurpar

las vidas por los antojos

de tu vil señor del mal...


Condenado por jugar,

por querer un reino crear

usando el Divino fuego...


Mas el reinar no es un juego,

hay que saber esperar,

y la impaciencia de su ego

le lleva tanto a pecar

que su es
píritu volvió ciego,
pues él no ve más allá,

más allá de lo de dentro...


Presiento quizás... Presiento

que surgirá un Mundo Nuevo,

pues las almas que en mí creen

vendrán conmigo hasta el Cielo



Por:
Guardián del Alma
© Derechos reservados


miércoles, 18 de abril de 2018

Sólo quería decirte





Sólo quería decirte...


Hola cariño mío, quería decirte,
tal vez sea un poco atrevido,
sólo quería pedirte
que leas esto que he escrito...

Llevo noches sin dormir,
sin fuerzas de no haber comido
no puedo seguir en vilo
callando más, sin decir
que sólo por ti he vivido,
que sin ti no he de seguir...

Por ti todo dejaría,
hasta el mismo infierno iría
por no dejarte morir,
que tu alma es mi vida,
que tu sonrisa es mi alegría
y tu mirada la llevo tan dentro
que la luz del cielo veo
cada vez que en ti pienso...

En mi oscura soledad encuentro
ese cobijo, ese océano intenso
que me inunda de tu aroma,
en el que siento que me sumerjo
y me vuelvo otra persona...

Me convierto en alguien que te apoya,
me convierto en el fuego que siento
cuando intento darte mi mano,
cuando siento...

Cuando mi vida misma son tus palabras,
late tu voz en mi pecho, incesante,
me pierdo en tus labios
que me aprisionan...

Me pierdo en el sentir de tu mano ahora,
desaparezco al abrazarte toda,
que me falta decirte al oído
"Hola"...

Mientras te voy acariciando,
mientras me voy enamorando
de tus dulces movimientos,
de cómo mis orgullos consientes,
de cómo quiero estar en tu vientre
y nacer de nuevo contigo...

Pueden quitarme el pasado,
olvidar lo que hayamos vivido...
Construiremos un mundo nuevo
donde permanezca contigo,
lejos de todo ego
y tengamos el Amor como amigo...

Pueden quitarme las olas y sus mares,
mas por ti seguiré navegando,
el Eterno Amor buscando
no en tabernas ni en bares...

Pueden quitarme las montañas y los valles,
aunque no haya más lugares
sólo busco en ti mi destino...
Sé que siempre fui un cretino
al no contarte lo que sentía...

Sigo soñando contigo de noche
y sueño contigo de día,
no puedo quitarte de mi pensar,
si es cierto que sufrir es amar
te llevo amando toda la vida...

Y te amo todavía,
pueden quitarme las estrellas,
pueden quitarme el cielo entero,
pueden quitarme el aliento
pero nada cambiará nunca
todo lo que por ti siento.

Sólo esto quería decirte,
amada mía, de un modo sincero
tan sólo quería hoy escribirte
para decirte que TE QUIERO.



Autor:
Guardián del Alma
Todos los derechos reservados








Permitidme contar un poco la historia de este poema... El 28 de enero de este año escribí "Por tu Amor", poema que soñaba entregarle o recitarle por San Valentín a la persona que más amo y está en mis pensamientos... La primera semana de febrero se anunció en el foro "Poesía a media noche" el Concurso de poemas para San Valentín de este año.

Pensé en presentar el poema citado anteriormente al concurso, ya que no podía entregárselo a ella. Como el poema a presentar en ese concurso debía ser inédito, tampoco podía ser... Escribí un nuevo poema también pensando en ella: "Sólo quería decirte...", escrito como si le estuviera diciendo realmente lo que estaba pensando en ese momento. Y sigo pensando. El poema fue enviado al concurso con el diseño y formato que presenta el poema aquí publicado "He perdido", diseño realizado por Zara Mei, que me inspiró muchísimo en hacer algo realmente bonito.

Al final quedó sólo el contenido, y bueno, un segundo premio compartido logrado... Un día entregaré este poema y se lo recitaré a esa persona que está tan dentro de mi.

Gracias Zara Mei por los diseños aportados, y gracias amigo Diego también de 4versos.com por el diseño tan bonito de este fondo maravilloso.


martes, 17 de abril de 2018

Dicen





Dicen

Dicen que en la noche te ven perdida,
que acabas bebiendo demasiado...
Que alguien tu sonrisa ha robado
mientras desperdicias tu vida...

Dicen que no paras de temblar,
que tu voz tartamudea...
Que no sea yo quien lo vea,
pues en serio lo haré cambiar...

Dicen que no quieres bailar,
cuando eras magia en movimiento...
¿Cuál demonio es el sentimiento
por el que dejaste el querer volar? ...

Dicen que no hablas nada,
que no quieres ni siquiera comer...
Eso no puede suceder...
Porque tú eres mi amada.

Dicen que no crees ya en el Amor,
que te han destrozado entera...
Que tu mirada antes sincera
sólo refleja el dolor...

Dicen que sólo quieres morir,
mentiras en el aire sólo veo...
Pues en tu valor yo sí creo
y en que no te vas a rendir



Por:
D. R. Moran
© Derechos reservados










lunes, 16 de abril de 2018

Poema de mujer




POEMA DE MUJER




Oh mi buen amigo... Me pides decir en poema "mujer"...

conviértome yo mismo en poema

para definir en verso a más que un ser,

a la poesía misma, piel me quema


al sentir lo que vi tener...

Entre mis brazos, noche amena,

pura belleza entender...

Saber que todo lo llena

mi querida musa... Es mujer.


¿Qué es la poesía sin belleza,

sin la voz de un ángel, volver,

volver sin valor con vileza

a la inocencia del nacer?


Sólo una diosa lo sabe,

sabe lo que dar vida es...

Cuidan los dioses de traer

mujeres bellas en cuerpo y alma.


Pues no sólo es tan bella

la mujer en su fina apariencia...

Poema es mujer cuando es una estrella

y es el sol al amanecer...


Que sólo flores vi crecer

allí donde la poesía de ella camina,

el océano vi oscurecer

si su voz de ella.. No oía.


Mi musa sólo puede ser... Mujer.

Ella es esta poesía,

madre de todo por ver,

paisaje en la lejanía

y tan cerca de ella... Caer...


Caer rendido en su abrazo, rendido...

caer de la gloria de poseer

todo por cuento ella he vivido,

del mismo viento ofrecer

el tesoro de un momento... Fugitivo...


Ser de este Amor un bandido,

querer robar todo por un beso,

en su mano haber de veras sentido

cómo está un corazón tan preso...


Inconsciente bruma que la aurora divisa,

clamor en el alba que siente el rocío...

Poesía es su alma que siente la brisa,

poesía en mi corazón... Que no es mío...






Por:
D. R. Moran
© Derechos reservados










Dama de alta alcurnia












AUTOR:
D. R. Moran
© Derechos reservados


La dimensión del alma





La dimensión del alma




Es la ventana de los sueños, querida,
la puerta que abre el camino
cuando no existe el Destino
pues en tu alma está
mi vida.

Luna escucha, conmovida
al recitar, oír tus versos
tiernos abrazos, aires tersos
llenan la estancia.
Amor que brilla en abundancia
suplicando por tus besos,
soñando por mirarte
y envuelta en blancas rosas
encontrarte.

Verte aquí, en mi almohada
pasear de tu linda mano,
ir más allá de lo humano
cuando tú eres el hada
que transforma mi mundo...
Volar, sólo un segundo
allí donde navega solitario navío,
sentir que este sentir
no es mío...

Es la ventana esa nueva dimensión,
la luz que de tu alma emana
bella obra, brillante composición
que surge cálida de ti.
Luna espera, claro cielo vi
junto a desatada pasión,
emerge enamorada la Luna
si al verte dormida
ves la ventana donde mira
alma que habla... de corazón








Autor:
Guardián del Alma
© Derechos reservados