domingo, 1 de abril de 2018

Alma enamorada





Alma enamorada




En instantes en que sólo queda la espera,
surgiendo en la luz de un nuevo amanecer,
aparece en el alba de una vida entera
el momento en que te pude conocer...

Gracias a Dios por todo lo que pude esperar,
hoy por fin mi estrella ha llegado,
al verte caminar me he enamorado
y sin saber cómo, no lo pude evitar...

Cuántas batallas habré librado,
cuántas heridas aún por cerrar,
cuántas sendas ya habré andado
sin llegar aun destino, sin encontrar,
sin siquiera probar un bocado
ni un dulce beso recordar...

Hace ya tanto tiempo, hace ya tanto,
que ya ni sé si al despertar
en realidad sigo en sueños si me levanto,
ni saber si realmente puedo adorar
aquello cuanto he amado... Cuánto,
cuánto susurrar en vano al oído...

Santo fue ese instante, santo,
el momento en que por fin he sido
he sido tan afortunado, tanto...

Gloria viva de sentir esta emoción,
continentes enteros los mueve,
ya no llora el alma, ya no llueve,
ni cielo gris cubriendo el corazón...

Queda libre su luz, tu fulgor,
¿acaso es obra misma del Amor,
acaso es culpa de la pasión,
tal vez no me quede otra opción
que sumergirme en este calor,
este calor que por entero me envuelve...?

Tu mirada, tu voz, tu gracia disuelve,
disuelve años enteros de total agonía,
noches enteras de sensación fría,
contigo en mi la fuerza vuelve,
en esta vida, en esta luz que no es mía,
que tu ama es lo que mi pecho ansía...

Luz radiante en este atardecer,
eres la musa que este verso acompaña,
eres el latir con que el corazón estalla,
más allá del sentido y del placer
el Amor fieramente batalla,
luchando por estar contigo, luchando,
clamando de ti un beso, clamando...

Estando a sólo un paso, estando,
escuchando tu suave voz, volando,
esperando coger tu mano, muriendo,
muriendo por morir en tus labios,
viviendo contigo mil años, persigo,
persigo encontrar junto a ti el aliento,
aprendiendo, llegando a ser más sabios,
descubrir el verdadero sentimiento
mientras susurro tu nombre, escribiendo...

Llorando mi alma por volver a ti,
volviendo al lugar, volviendo,
a ese lugar donde al fin
en un gran abrazo te encuentro,
sentirme dentro de ti, tan dentro,
que nuestro Amor sea un lucero,
tu mirada, el cielo entero...

Tu sonrisa, un gozo sincero,
y un beso tuyo... Un TE QUIERO.




By:
Guardián del Alma
© Derechos reservados

S.C. nº: 1601316380078










No hay comentarios:

Publicar un comentario